COPA MENSTRUAL ¿Sí o no?

Publicado por: Farmacia Almassera En: Vida Saludable En: sábado, agosto 18, 2018 Comentario: 0 Visualización: 1055

¿Habéis oído hablar alguna vez de la copa menstrual?

La primera vez que yo leí sobre ella fue en un blog cualquiera dónde una chica la recomendaba sin dudarlo. Empecé a leer varias opiniones y vi que la copa menstrual generaba amor y odio entre las usuarias: algunas decían que era maravillosa y otras que era incómoda y antihigiénica.

 

“¿Y como utilizo yo esto? ”  por suerte hay muchísimos tutoriales en Internet sobre cómo colocala y las distintas maneras de doblarla. ¿Doblarla? Sí, se trata de una copa de silicona relativamente ancha que para introducirla tendrás que doblarla.Para mi la forma más fácil y rápida es en C.

Su funcionamiento es sencillo: como buena copa, recoge en su interior la menstruación, tienen pequeñas diferencias según la marca o el diseño, algunas tienen una extensión larga y rugosa en la parte inferior, otras tienen un aro para poder meter el dedo,…En definitiva, pequeños detalles que te harán la vida más fácil.

Ventajas de la copa menstrual:

  1. Una ventaja objetiva es que es vegana y mucho más ecológica que una compresa o un tampón, por el simple hecho de reutilizarla. Recuerda que muchos tampones o compresas pertenecen a marcas que testan en animales y es muy probable que no quieras subvencionar estas marcas.
  2. Por otra parte hay que tener en cuenta que la copa menstrual es mucho más barata a largo plazo. Las copas menstruales más baratas las encontrarás por unos 16€, vamos, que en seis meses ya habrás cubierto los gastos. ¿Eso es una buena noticia verdad?
  3. ¡Oye, y lo más importante! ¿Qué pasa contigo y tu bienestar? Pues ten en cuenta que estamos hablando de una de las zonas más delicadas de tu cuerpo. Con el simple hecho de utilizar ropa interior inadecuada o aplicar un producto que altere nuestro PH ya podemos contraer hongos, sufrir sequedad durante días o cualquier cosa incómoda e indeseable, y lo mejor de la copa menstrual es que al ser de silicona, y como ya sabéis, es mucho más difícil que produzca alergia o sequedad, como sí puede producirte un tampón o una compresa.
  4. Ocupa menos y dura mogollón de horas (y eso es lo mejor). Todas tus horas de clase, de trabajo, en tus largos viajes en avión, coche… Lo que sea. Pero claro, lo ideal es vaciarla cada pocas horas, limpiarla y volver a introducirla. Aún así, la copa menstrual lo aguanta todo. Por motivos evidentes, recoge mucha más cantidad de sangre que un tampón o compresaTodas hemos sufrido eso de querer y no poder cambiarnos el tampón, ¿No?.
  5. Por eso si sangras mucho, te la recomiendo sin dudar.
  6. Podrás bañarte en playas y piscinas y dormir con él sin ropa interior, porque si te lo has puesto bien (necesitas unas cuantas puestas de práctica) no mancharás.

Desventajas de la copa menstrual:

  1. En un principio parece algo aparatoso el meterlo y sacarlo. Acostumbrada a las compresas o a un tampón con aplicador, me parecía que era demasiado complicado, pero esta sensación desaparece  según coges  práctica.
  2. No es apto para personas “finas” o fáciles de impresionar ya que lo más común es que te manches los dedos al introducirla o sacarla. Nada que no se solucione con un poco de agua y jabón, claro.
  3. Necesitarás un lugar dónde vaciarlo, no es tan discreto como un tampón que basta con tirarlo a la basura. Igualmente, si te lo cambias es porque seguramente ya estés en un baño con pila y/o váter, no será un gran problema.
  4. Agua corriente es lo ideal para lavarla y lavarte bien, aunque siempre podemos tirar de toallitas húmedas en caso de emergencia.

¿La quieres? Léete mis últimos consejos:

Te recomiendo que las primeras veces que la uses utilices también una compresa, es posible que ante la poca práctica no la coloques bien y no recoja correctamente tu menstruación. No tiene que molestarte, no se tiene que hacer notar. Si notas que algo te incomóda es muy probablemente porque no la has colocado bien…¡Ay, ten paciencia, amiga!

También tienes que saber que hay diversas tallas, y que principalmente se dividen en dos tamaños: pequeño y grande. Supuestamente las pequeñas están pensadas para mujeres menores de 25 años y/o que no hayan sido madres. Por el contrario, la grande está pensada para mujeres de +25 años y/o que hayan sido madres.

Además es muy importante tener en cuenta que entre el final de tu última regla y el principio de la próxima tendrás que desinfectarla correctamente para prevenir infecciones, esto se hace hirviéndola en agua.

En resumen: por mi parte hay un rotundo SÍ a la copa menstrual. ¿Y tú qué piensas? ¿Te animas a probarla?

 

comentarios

Deje su comentario